TEST MULTIDROGAS (1 UNIDAD)

Detecta 12 tipos de Drogas en 60 segundos.

Categoría:

Un texto consiste en una sucesión estructurada de enunciados y con sentido completo. Los textos tienen varias finalidades, dependiendo de a quién va dirigido y de su intención comunicativa. Por ese motivo, existen varias clasificaciones, dependiendo de los criterios que se establezcan, por lo que no existe un número cerrado de tipos de textos.

Tomemos, por ejemplo, las clasificaciones de los lingüistas Brinker (1985) y Werlich (1979) y cómo difieren en sus propuestas. El primero establece cinco tipos de texto (informativos, apelativos, obligativo, de contacto y declarativos [como bautismos]). El segundo también propone cinco tipos (narrativos, descriptivos, expositivos, argumentativos e instructivos).

A continuación, vamos a explicar diferentes tipos de textos, especificando en qué consiste cada uno de ellos e indicando las características que los hacen identificables.

  1. Texto narrativo
  2. Texto literario
  3. Texto informativo
  4. Texto descriptivo
  5. Texto argumentativo
  6. Texto expositivo
  7. Texto científico y técnico
  8. Texto obligativo
  9. Texto jurídico-administrativo
  10. Texto declarativo
  11. Texto periodístico
  12. Texto publicitario
  13. Texto de contacto
  14. Texto dialogado
  15. Texto instructivo

1. Texto narrativo

Los textos narrativos cuentan una historia real o ficticia. Se sirve de un narrador que nos cuenta la historia y conecta los hechos que transcurren en un tiempo y lugar. Entre los textos narrativos se encuentran las novelas, los cuentos, las leyendas o incluso la biografía.

Aparte de la existencia de un narrador, sus características principales son:

  • Siguen un modelo lineal: se relaciona el tiempo pasado con el presente o el futuro y un acontecimiento lleva a otro (aunque por motivos estilísticos, esta característica puede no ser absoluta).
  • Abundan los verbos, ya que son necesarios para narrar la acción que se desarrolla.
  • Le permiten una gran libertad al autor, sobre todo en las narraciones ficticias, ya que puede recurrir a figuras y puede someter el texto a diferentes intenciones estilísticas.

Ejemplo de texto narrativo:

[…] Todo el tiempo que gastó en disparar esa andanada de amenazas, no cesó de recorrer el salón de un lado al otro, brincando agitadamente sobre su muleta, golpeando con la mano sobre las mesas y manifestando una excitación tal que hubiera bastado para convencer al juez más ducho y para hacer caer en el garlito al más avisado […].

Robert Louis Stevenson, “La isla del tesoro” (1883)